top of page

El estado de ánimo y tu intestino: La salud intestinal influye en la depresión y el estado ánimo




El intestino y el cerebro están estrechamente relacionados, el microbioma intestinal (el conjunto de microorganismos que habitan en nuestro intestino) desempeña un papel fundamental en la regulación del estado de ánimo.


Se sabe que el intestino contiene millones de neuronas que forman el sistema nervioso entérico (SNE), también conocido como el "segundo cerebro", que se comunica directamente con el cerebro central a través del nervio vago. Además, el microbioma intestinal produce una variedad de neurotransmisores y hormonas que afectan el estado de ánimo y el comportamiento.


Depresión y bajo estado de ánimo

Curiosamente las personas con depresión y bajo ánimo tienen una composición diferente de la microbiota intestinal en comparación con las personas sanas. Se ha encontrado que las personas con depresión tienen niveles más bajos de ciertas bacterias beneficiosas en el intestino, y niveles más altos de bacterias inflamatorias. También se sabe que los tratamientos que mejoran la salud intestinal, como la dieta, los probióticos y los prebióticos, pueden mejorar los síntomas de depresión y ansiedad.


Recuerda que todo es un inicio y la suma de sus beneficios nos puede llevar a la más pronta recuperación de un estado tan indeseado como la depresión, la apatía o el bajo estado de animo.


Ciertas bacterias intestinales son capaces de producir y liberar GABA

Centrándonos más en el tema;


Sabemos que el neurotransmisor ácido gamma-aminobutírico (GABA) es producido en el cerebro, sin embargo, también se ha encontrado que ciertas bacterias intestinales son capaces de producir y liberar GABA.


Para ponerte en antecedentes, el GABA funciona como un regulador de la actividad neuronal y su principal función es inhibir o reducir la actividad nerviosa en el cerebro, lo que puede tener un efecto calmante y relajante en el cuerpo y la mente.


Disponemos de algunos probióticos que pueden aumentar los niveles de GABA en el intestino y en el cerebro, lo que puede tener un efecto positivo en el estado de ánimo y la salud mental. Algunos de estos probióticos son; Lactobacillus rhamnosus, Bifidobacterium dentium, Streptococcus thermophilus


Además de esto, se ha encontrado que la permeabilidad intestinal aumentada, también conocida como "intestino permeable", puede permitir que los productos bacterianos, como el GABA, entren en el torrente sanguíneo y afecten la actividad neuronal en el cerebro. Se cree que esto puede contribuir a la aparición de trastornos del estado de ánimo, como la ansiedad y la depresión. Cuando hablamos de permeabilidad intestinal nos referimos a una condición en la que las uniones celulares en la pared intestinal se vuelven más permeables de lo normal. Esto permite que partículas más grandes, como toxinas, bacterias y proteínas, pasen a través de la pared intestinal y entren en el torrente sanguíneo. Estas partículas pueden desencadenar una respuesta inmunitaria del cuerpo y causar inflamación crónica en el cuerpo.


En resumen sobre el GABA, aunque es producido principalmente en el cerebro, ahora sabemos que, ciertas bacterias intestinales también pueden producir y liberar GABA en el intestino. La regulación de los niveles de GABA en el intestino y en el cerebro puede tener un efecto positivo en la salud mental y el estado de ánimo.


En resumen,

Aunque la relación entre la salud intestinal y la depresión/bajo ánimo aún no se comprende completamente, los estudios sugieren que una dieta saludable, rica en fibra y alimentos fermentados, y la suplementación con probióticos y prebióticos pueden ayudar a mejorar la salud intestinal y, por lo tanto, mejorar el estado de ánimo y la salud mental en general.


Cada vez vemos con más claridad que nuestro intestino es nuestro segundo cerebro, alimentándose uno de otro de forma bidireccional, por lo tanto, para mejorar nuestro estado de ánimo debemos observar también como funciona nuestro sistema intestinal, ya que trabajando solo con uno de ellos podemos estar obviando al otro y sin su sinergia nos resultara imposible sanarnos y mejorar completamente.


Para saber un poco más...


  • Un estudio publicado en la revista "Nutrients" en 2018 encontró que los niveles de GABA en el colon se correlacionaron positivamente con los niveles de ácido butírico, un ácido graso de cadena corta producido por ciertas bacterias intestinales. Los autores ya sugirieron que las bacterias intestinales podrían estar involucradas en la producción de GABA en el intestino.


  • Otro estudio publicado en la revista "Frontiers in Physiology" en 2018 examinó los efectos de los suplementos de GABA en ratones con colitis inducida. Los autores encontraron que el GABA redujo la inflamación en el colon y mejoró la función intestinal en los ratones enfermos.


  • La revista "Molecular Nutrition and Food Research" en 2015 publicó un estudio donde se investigó los efectos de una dieta suplementada con Lactobacillus brevis en ratones. Los autores encontraron que los ratones alimentados con la dieta suplementada tenían niveles más altos de GABA en el intestino y mostraban menos síntomas de depresión y ansiedad en pruebas conductuales.


Nos leemos! ;)




Bibliografía


. Rev Neurol 2019; 68 (3): 111-117. www.neurologia.com


. Firmansyah A, Dwipoerwantoro PG, Kadim M, Alatas S, Conus N, Lestarina L, et al. Improved growth of toddlers fed a milk containing synbiotics. Asia Pac J Clin Nutr 2011; 20: 69-76


.Tojo R, Suárez A, Clemente MG, De los Reyes-Gavilán CG, Margolles A, Gueimonde M, et al. Intestinal microbiota in health and disease: role of bifidobacteria in gut homeostasis. World J Gasrtroenterol 2014; 20: 15163-76.


.Díaz-Heijtz R, Wang S, Anuar F, Qian Y, Björkholm B, Samuelsson A, et al. Normal gut microbiota modulates brain development and behavior. Proc Natl Acad Sci U S A 2011; 108: 3047-52.


bottom of page